Siempre he sabido lo mucho que le atraigo a mi hijastro y por eso, una tarde ambos sucumbimos a nuestros deseos más básicos. Lo que jamás imaginé fue que, al quitarse los pantalones, tuviese ese pedazo de rabo entre las piernas y yo sin saber nada. Me quedé de piedra al verlo y pronto lo quise probar, en una follada a cuatro patas donde disfruté con su pollón y lo bien que me montaba en el sofá.

¿Te ha gustado el video? Compartelo en twitter para tus amigos y amigas:
Compartir en Twitter - Hazte seguidor de nuestra cuenta oficial desde aqui



Categoria: Madrastras
Tags: , , ,

  • INCESTOS EN DIRECTO