feedburner

Videos De Incesto Porno Entre Primos y Primas.

11 enero, 2017 - 1.431 visitas

Caramba con mi primo, como folla - - Primos y Primas

Conducía tranquilamente con mi coche cuando, de repente, me topé con mi primo y le ofrecí llevarle a casa. Tras subirse conmigo y subir a su piso, se sintió muy agradecido conmigo y me ofreció algo a cambio. Pero lo que no esperaba que fuese a darme, fue su rabo en un polvete que al final, logró darme mucho placer en el sofá.
3 enero, 2017 - 1.736 visitas

Penetré a mi prima en la discoteca - - Primos y Primas

De casualidad, me topé con mi prima en la discoteca y en compañía de algunos amigos. Decidimos pasar una noche de fiesta juntos, pero ambos nos pasamos mucho con el alcohol. El caso es que terminamos muy borrachos y en la zona vip de la disco, sin nadie cerca que nos molestase y al final, terminamos echando un buen polvo del que al día siguiente apenas nos acordábamos.
30 diciembre, 2016 - 2.436 visitas

Con ese culo mi prima me pone malo - - Primos y Primas

Tengo que reconocer que los culos son mi debilidad y si hay una chica que tiene uno que me vuelve loco, esa es mi prima. Siempre lleva vaqueros ajustados para marcar aun más su trasero, aunque hoy en la visita que le hice, directamente ya iba en tanga. Ver ese perfecto trasero me la puso dura como una piedra y al notarlo, la muy zorra no tardó en saltar sobre mi polla, para cabalgarla y menear sus nalguitas como una bestia sobre mí.
25 diciembre, 2016 - 2.410 visitas

Dejé que mi primo me enculase - - Primos y Primas

Cuando eramos más pequeños, siempre jugábamos juntos y existía una cierta atracción. Pero ahora que somos mayores, tanto mi primo como yo hemos caído en nuestros instintos más básicos. De hecho, acabamos follando como animales en su piso, hasta llegar a probar su polla dentro de mi culo en un anal donde sin duda, disfruté como una perra en celo.
14 diciembre, 2016 - 3.117 visitas

El culito de mi prima fue muy tentador - - Primos y Primas

Entre que ella tiene un culazo y yo que estoy muy cachas, estaba claro que más tarde o más temprano, mi primita y yo acabaríamos enrollándonos. Ocurrió en una visita que me hizo a mi piso donde, tras un rato de charla, pasamos a la acción y la muy golfa montó sobre mi rabo como una ninfómana desesperada.