feedburner

Videos De Incesto Porno Entre Primas.

21 Agosto, 2017 - 836 visitas

Ambas somos muy flexibles - - Primas

A mi prima y a mi nos encanta el ejercicio y con tanto que hacemos, hemos adquirido una flexibilidad enorme. Una tarde estaba de visita en mi piso y me la encontré en lencería y estirando su cuerpazo, algo que me puso muy cachonda y que me llevó a besarla. Ella me siguió el juego y al final, probamos todo tipo de posturas juntas, mientras nos comíamos los coños y nos masturbábamos.
4 Agosto, 2017 - 1.158 visitas

Nos quitamos los vestidos para enrollarnos - - Primas

Tras comprarnos unos vestidos, noté como el mío era más corto de lo que esperaba y mi prima se fijó muy mucho en ello. Se me notaba todo y se ve que mi culito y mi coño la habían puesto muy cachonda. De hecho, al poco rato ambas terminamos desnudas en la cama y al final, el calentón nos llevó a comernos los coños.
19 Julio, 2017 - 1.278 visitas

Deja de estudiar y cómeme el coño - - Primas

Tras salir a patinar un rato, estaba algo cansada y decidí relajarme haciéndole una visita a mi prima. Ella estaba tomando unos apuntes, pero la distraje y me senté en el sofá lista para pasármelo bien con ella. Necesitaba descansar un poco y que mejor manera que hacerlo en pelotas y gozando de su lengua en mi chochito.
22 Junio, 2017 - 1.963 visitas

Frotamos nuestros chochitos a fondo - - Primas

Cuando mi prima se quedó a dormir en mi casa, tuvimos que compartir cama. No es la primera vez que lo hacemos pero, estando sobre las sábanas, me di cuenta de que se estaba pajeando desnuda. Oírla me puso cachonda a mi también y le seguí la corriente, hasta terminar enrollándonos juntas y restregando nuestros chochitos húmedos en una follada lésbica.
18 Junio, 2017 - 1.809 visitas

Le ofrecí sexo lésbico a mi prima - - Primas

No estaba segura de si aceptaría, pero decidí ser valiente y comentarle a mi prima si quería experimentar sexo lésbico conmigo. Para mi sorpresa, la muy golfa se ofreció de buena gana y acabamos comiéndonos los coños en el suelo del salón, llegando al orgasmo repetidas veces y gimiendo como perras en celo.